(+34) 902 909 238 contacto@abinternet.es
BLOG

Formas de enamorar a tu audiencia con tu blog

amor

Los blogs, tanto si son personales como si se trata de uno corporativo, son bitácoras asociadas casi siempre a la experiencia personal, única y auténtica de quién escribe. Aunque se trate de una empresa, esta publicación también puede reflejar la pasión que se espera del contenido este tipo de plataformas, ya que al hablar de la temática a la que se dedican, pueden transmitir fuertes valores, amor por la actividad que se realiza, por los mensajes que se quieren transmitir y por aquello en lo que emplean la mayor parte de su tiempo. Esta es una de las claves para enamorar a la audiencia con tu blog, de lo que nos ocuparemos hoy, pero aún hay más.

A pesar de que los blogs, como hemos dicho en otras ocasiones, deben contener información acerca de las actividades que realizamos y ser útiles para nuestra audiencia, estas formas de conectar con nuestros clientes no generarán necesariamente la fidelidad de estos. Dicho de otra forma, no provocarán que estos se enamoren. Para que sí lo hagan, veremos algunas tácticas que funcionan mejor.

Siente pasión por lo que haces

Para que otros sientan pasión por lo que haces, tú debes hacerlo primero. Enfoca los temas desde una perspectiva de quién siente verdadero amor por lo que hace y otros sentirán eso mismo al leerlo. Sé gráfico, muestra ideas o fotografías que demuestren por qué inviertes tantas horas en lo que haces. Si se trata de una empresa muéstrate y haz que la gente sienta curiosidad por ti; dales información cercana, no tanto útil; personal, más que objetiva; directa, más que a través de terceros.

Una de las mejores pruebas para saber si estás haciéndolo bien es comprobar si te apetece volver a leer tus post. Si disfrutas haciéndolo o incluso te ríes o emocionas, puedes estar seguro de que el éxito, antes o después, llegará.

Utiliza imágenes inspiradoras

Un post con texto y sin ninguna imagen sería incapaz de enamorar a nadie, por muy bien que estuviera escrito. Hay que adaptarse al formato y los textos en Internet siempre deben ir acompañados de fotografías. Lo más adecuado si quieres que estas enamoren a tu audiciencia haz que sean de calidad y que los inspiren. Funcionan en este caso muy bien las fotos que producen nostalgia, como las retro o las extraídas de la cultura pop, aunque siempre con un hilo conductor a lo que estamos contando.

Los números no están reñidos con la pasión

En muchas ocasiones, nuestra única forma de entender claramente una situación es a través de los porcentajes o números que nos dan una idea de ello. Por eso, las estadísticas y cifras también son bien acogidas por los usuarios más fieles si están bien detalladas y son coherentes. Un buen dato puede hacer de un post una razón para enamorarte de un blog.

Muéstrate como eres

Como comenzamos diciendo, es muy importante que los lectores sepan de quién enamorarse. No hay relación sin confianza ni fiabilidad. Por eso, aunque seas una empresa, tienes que poner cara a tu compañía, mostrar el día a día del corazón de la marca: la actividad normal, los eventos a los que acude, las reuniones, etc. Por eso, es clave una página con un ‘Nosotros’ o ‘Sobre mí’ para contar a la audiencia quiénes somos, cómo somos y por qué queremos contactar con ellos. Además, es vital la perspectiva personal de todo lo que cuentas: opina y da tu punto de vista. De hecho, si alguien piensa diferente a ti, estás logrando algo bueno, porque le interesará rebatir lo que estás opinando. https://www.abinternet.es/formas-de-enamorar-tu-audiencia-con-tu-blog/Los mejores post son los que son únicos; producto de tus ideas y tu imaginación y desarrollados por tu manera de hacer las cosas.

Como dice el conocido publicista Risto Mejide: “Si cuando hablas nadie se molesta, eso es que no has dicho absolutamente nada”.

Sé paciente

Por último, un consejo para llegar a triunfar con tu blog y conseguir que tu audiencia proclame su amor por ti es ser paciente. Hacer las cosas bien, con una periodicidad coherente al tipo de contenido y con un estilo muy fiel. Si crees en lo que haces, antes o después, otros también creerán.

Déjanos una respuesta

Deja un comentario

Tu email no será publicado