(+34) 902 909 238 contacto@abinternet.es
BLOG

¿Cómo dividir un post largo en varias partes?

blogs

En ocasiones, un tema da para tanto a la hora de hablar de él en un blog, que decidimos hacer más de un post. Este proceso normalmente van en relación con la longitud del mismo y tiene ventajas como atraer la atención del lector para convertirlo en recurrente y facilitar la lectura y la comprensión al estructurar la información. Bien utilizado, puede ser una táctica para lograr éxito con un blog. Veamos cómo dividir un post largo en varias partes.

Para empezar: ¿cuándo se interpreta que un post es tan largo como para crear dos partes? Antiguamente se consideraba que el estándar de longitud estaba entre las 500 y 800 palabras, pero cada vez se tiende más a una perspectiva relacionada con la temática que se trata. Por ejemplo, según ViperChill.com, los artículos sobre cotilleo tienen una media de 183 palabras y todo lo que se aleje de ahí se considera largo. Por otro lado, la media de las finanzas está en torno a las 1.200 palabras. Obviamente, este hecho está relacionado con la necesidad de profundizar en los temas que se abordan.

El objetivo es no aburrir al lector. Se sabe que la información en Internet se consume de un modo más rápido y menos paciente. Según un estudio de Jakob Nielsen, los usuarios solo leen 20% de las páginas. Además, actúan de la siguiente manera: escanean los elementos del texto y si consideran que no les gusta, se van a otro artículo. Dicho de otro modo: si ven textos demasiado largos, no querrán leerlos.

Por otro lado, vendrá bien seguir el aprendizaje de bloggers que ya lo han puesto en práctica, como el redactor Andrew G. Rosen de BlogginPro, que nos da los siguientes consejos:

  • Escribe una introducción. Para generar expectación acerca de toda la serie de post, lo ideal es que escribas una introducción para recordar qué temas se han tratado y cuáles quedan por tratar. Intenta crear un gancho para que los usuarios queden tentados para saber más.

  • Enlaza cada post con los anteriores. Si no ofrecemos esta información a los usuarios se sentirán perdidos en esta nueva entrega de la serie.

  • Ofrece una promesa para el siguiente post. Además, al final del post de una entrega está bien que hables de lo que tratarás en la siguiente, haciendo una promesa o asegurando que descubrirás algo importante, para que resulte atractivo.

  • Visión de conjunto. Lo ideal es que hagas un post cerrando la serie, aportando nuevos datos, pero sobre todo, enlazando al resultado final; es decir, hacer un link a todas y cada una de las partes que componen el conjunto.

    Dicho esto: ¿Habéis realizado algún post con varias partes? ¿Cómo ha sido el resultado?

  • Daniel Costa Lerena says:

    Un artículo muy interesante, y el cual encontré precisamente buscando respuestas a cómo lograr dividir un artículo por entregas de forma efectiva. En mi experiencia personal, probé hacerlo en una oportunidad y lo hice de la siguiente forma:

    – Me centré en un tema en concreto: La entrevista de trabajo.
    – Lo dividí en tres grandes partes principales, haciendo de cada una un artículo independiente.
    – Vinculé los tres artículos mediante enlaces.

    Resultado: muy positivo, basado en el feedback de los lectores.
    Aclaración: cada uno de los tres artículos tiene una media de 1.300 palabras; no obstante logré transmitir lo que pretendía.

    No obstante, sigo buscando alternativas para lograr una vinculación “más natural” en éste tipo de situación.

    Un saludo y mis mejores deseos.

    Déjanos una respuesta

    Deja un comentario

    Tu email no será publicado